Suscribite al NewsLetter y participa de los sorteos mensuales que ofrece EBPI. Envia tus noticias y videos a info@ebpi.com.ar

En 2013, un ciclo lectivo "normal" de apenas 150 días

Fines de octubre de 2013, en la web oficial: "El ministro de Educación de la Nación, Alberto Sileoni -acompañado por los 24 titulares de las carteras educativas-, anunció que el ciclo lectivo 2014 comenzará el miércoles 26 de febrero próximo y concluirá el 19 de diciembre, con el objetivo de garantizar los 190 días de clases".

Iniciando 2014 en un contexto de conflicto salarial en varias provincias, y la paritaria nacional docente sin acuerdo por tercer año seguido, cabe preguntarse si la caída de la calidad educativa se debe exclusivamente a la cantidad de días de clases. La respuesta es no. Ahora bien, ¿contribuye a que mejoremos que las máximas autoridades no digan la verdad? Tampoco.

Calendario en mano, recorrí el 2013, semana a semana, en la escuela en la que tengo mayor carga horaria, para verificar la "sensación de mentira" que me generan cuando dicen "190".

Después de los feriados de carnaval (11 y 12 de febrero), los docentes nos reincorporamos al trabajo, y apenas iniciada la actividad tuvimos el feriado del 20 de febrero, por la Batalla de Salta. Si bien las paritarias docentes fueron cerradas sin acuerdo a nivel nacional, en la ciudad de Buenos Aires sí lo hubo, y después de los exámenes regulares de febrero y marzo y los previos arrancamos el ciclo lectivo 2013 el 7 de marzo.

El 19 tuvimos "asueto" por la asunción de Jorge Bergoglio como papa Francisco. No hubo actividad en el turno mañana de las escuelas porteñas ni en algunas provincias. Tuvimos una Semana Santa más extensa por el feriado del 2 de abril, Día del Veterano y de los Caídos en la Guerra de Malvinas. Como quedaba ahí, en el medio, el 1º de abril fue un feriado puente que, sumado a la "jornada" del 4 de abril, transformó la semana en inviable.

Mayo arrancó con feriado inamovible, en miércoles, y los martes 7 y miércoles 15 hubo "jornada". El 25 de mayo, Día de la Revolución de Mayo, feriado inamovible, fue sábado. En junio, el 6, hubo otra "jornada", y el feriado del 20 de junio fue jueves. La muerte del general Belgrano (y no el aniversario de la creación de la Bandera, como dijo el vicepresidente de la Nación) hizo que el viernes 21 de junio, para recibir al invierno, fuera "feriado puente turístico".

El lunes 1º de julio hubo otra "jornada", y el 9 de julio, feriado por el Día de la Independencia. Las semanas del 15 al 26 de julio fueron "receso escolar de invierno", y al regreso, lunes 29 y martes 30, como es habitual, no hubo clases en las escuelas secundarias porque se tomaron los exámenes previos.

El lunes 5 de agosto tuvimos "jornada"; el martes 13, también, y el lunes 12, en el turno mañana, no hubo actividad en las escuelas en las que el 11 se realizaron las elecciones (PASO). Como el 17 de agosto fue sábado, el 19 tuvimos el feriado nacional por el aniversario de la muerte del general San Martín.

El martes 10 de septiembre, hubo otra vez "jornada", y el 11 no hubo actividad por el Día del Maestro, aniversario de la muerte de Domingo Faustino Sarmiento. Al 21 de septiembre le tocó ser sábado, y nos salvamos de perder un día más.

En octubre, el miércoles 9 fue "jornada", y el sábado 12 de octubre, cuyo feriado pasó al 14, por el rebautizado Día del Respeto a la Diversidad Cultural. El 24, otra "jornada". El 25 y el 29 hubo exámenes previos. Ese llamado a exámenes, que siempre era en diciembre, decidió hacerse en octubre. El lunes 28 de octubre pasó lo mismo que el 12 de agosto: se votó en la escuela el día anterior y no hubo actividad en el turno mañana.

En noviembre, el jueves 7, hubo otra "jornada" y el flamante feriado nacional del 20 de noviembre, Día de la Soberanía Nacional, pasó al lunes 25. Y como los que arman el calendario escolar son realmente genios, el lunes 2 de diciembre tuvimos otra "jornada".

Si consideramos semana "normal" a aquellas en las que hay clases de lunes a viernes, en todos los turnos, "anormales" a las que no, lo anormal ganó 23 a 11. En todo el año, las semanas anormales, incompletas, fueron más del doble que las normales.

Los chicos que no faltaron nunca en 2013 tuvieron poco más de 150 días de clases. Muy lejos de los 190 días que las autoridades relatan.

No parece traernos buenas noticias 2014. La demora en comenzar el ciclo lectivo que vemos en muchas provincias dificulta cualquier acción que se quiera emprender procurando revertir la situación.

Nuestro país está entre los primeros en mayor índice de inflación y entre los últimos en las pruebas de calidad educativa. La caída de la calidad educativa no se debe exclusivamente a la cantidad de días de clases, hay muchos otros factores, pero, por favor, que los máximos responsables al menos digan la verdad.

 

Articulo de Sebastian Katz para La Nacion
El autor es maestro mayor de obras y docente de Dibujo Técnico y Proyectos 1 y 2 en tres escuelas técnicas públicas de la ciudad de Buenos Aires

 

Copyright 1997-2008 © - Juan Vitaloni - Todos los derechos reservados   -   Diseño y Mantenimiento (BlackamDesign)
Staff permanente: Juan Vitaloni  -  Gabriela Vitaloni - Eduardo Fossa - Mariano Teper - Gustavo Bonecco - Silvana Ronconi
Colaboran:El Marguay - Hamadeos Gegena - Diego Picardo - GB - Mercedes y Luna - DRAE - Blackam - Lara

Politica de Privacidad