CANAL 7 TELEVISA EL SEGUNDO PARTIDO, A LAS 22

La casa del Gran Manu

Ginóbili recibió a familiares y amigos en su tercera final, pero prefiere no hablar de básquet.


El reality Nø 1 de la televisión de Estados Unidos es American Idol, pero ya terminó. ¿Si hay alguno en San Antonio? No, pero está la Casa del Gran Manu. Ubicada en el exclusivo barrio Stone Oak (donde también viven Fabricio Oberto, Gregg Popovich y Robert Horry), está llena de gente, a horas del segundo partido de esta gran final (en nuestro país televisa Canal 7 desde las 22). No hay famosos. Algún "casi", como en la casa de Gran Hermano de Argentina. Los integrantes son su esposa Marianela, la madre y el novio. También están los hermanos (Sebastián y Leandro) y los padres del bahiense. Por un día también estuvieron Oscar Sánchez -entrenador y amigo de la familia- y su hijo, Mariano, quienes disfrutaron de un asado que hizo el padre y de la pileta en un día de sol.

Ginóbili, como es lógico en un competidor como él, vive de manera especial las finales. Como pasó en anteriores ediciones (2003 y 2005), está en su mundo y da poca pelota al resto. Incluso hasta el límite de hacer enojar a su madre... "Cuando llega este momento, Manu se convierte en un ente con el que no te podés comunicar", grafica, sonriente, un miembro de la familia en el "confesionario". "La casa está llena y yo estoy, pero es como si no estuviera en realidad. Hago mi vida y no me gusta hablar de básquet. Estoy pensando en los partidos pero prefiero no comentar nada", admite.

Es entendible. Otro no recibiría a nadie en su casa. Su experiencia se lo permite pero pide que sea en sus términos. En la casa todo se mueve al ritmo de la estrella de los Spurs, en especial los horarios. Y si no los cumplen, ojito. Sepo recibió una reprimenda tras el primer partido porque Manu se quería ir y el base estaba escuchando lo más tranquilo la conferencia de prensa... Se come y se duerme a las horas que lo hace Manu. Leandro, el hermano más rebelde, se enoja pero no le queda otra... "Miro televisión, pero poco y nada de NBA. Entro a Internet, pero casi no leo nada de las finales. Me mantengo bastante aislado", dice Emanuel.

A Oberto le pasa algo similar. En su casa, además de su esposa e hija, están dos amigos con acompañantes: Bruno Lábaque (con su hermano mayor) y Hermes Desio, otro cordobés como él, quien llegó con su esposa e hijos. El ex futbolista de Independiente de Avellaneda se hizo amigo de Fabri cuando jugaban en el Alavés y vivía en Vitoria. "Obviamente que todos se adecuan a mis horarios. Si yo como, todos comen, y si duermo, también. O se van a otro lado (ríe). Sólo el primer día hablamos mucho con Bruno de la NBA, estaba enloquecido. Pero después no tanto. Ellos saben a qué vienen, que no voy a salir a recorrer la ciudad para mostrárselas. La prioridad es otra", dijo el cordobés.

Dos casas famosas en San Antonio, pero todavía sin nominados...

Fuente OLE

 
 

Buscador y directorio Grippo  

 

Inicio - Quilmes - Peñarol - NBA - Liga Nacional - Entrevistas - Galeria de Fotos - Mundial Sub21 2005 - Contacto

Copyright 1998-2005© - Juan Vitaloni - Todos los derechos reservados   -   Diseño y Mantenimiento (BlackamDesign)
Staff permanente: Juan Vitaloni  -  Gabriela Vitaloni - Eduardo Fossa - Mariano Teper
Colaboran: Gustavo Bonecco - Hamadeos Gegena - Diego Picardo - GB - Mercedes y Luna - DRAE