Ginóbili y Oberto le ponen el sello argentino a otro título de San Antonio y hacen
historia en la NBA

Los Spurs derrotaron a Cleveland por 83-82 y se quedaron con la serie final por 4-0. El bahiense fue goleador y se coronó por tercera vez. Fue el primer título para Oberto.

Con una gran noche de Emanuel Ginóbili y Fabricio Oberto, San Antonio Spurs consiguió el cuarto anillo de campeón de la NBA. El equipo de los argentinos venció otra vez como visitante a Cleveland por 83-82 y se quedó con la serie final por un contundente 4-0. "Manu" se consagró por tercera vez en su carrera, mientras que para el cordobés fue el primer grito.

De esta manera, los Spurs accedieron al cuarto título de su historia, pero con la particularidad de que los tres últimos los atraparon desde que Ginóbili llegó a la franquicia en la temporada 2002-2003.

El bahiense fue el máximo goleador de su equipo con 27 puntos, producto de 8-11 en libres, 5-10 en dobles y 3-9 en triples. Además contribuyó con 5 rebotes, 3 asistencias y un robo. En tanto, Obertó anotó 7 puntos, cinco de ellos en los 2 minutos finales. Su planilla individual registró 3-5 en dobles, 1-1 en libres, 5 rebotes y un robo. En los Spurs, también se destacaron el base francés Tony Parker con 24 puntos y el alero Tim Duncan con 12 unidades y 15 rebotes.
Por el lado de Cleveland, el mayor anotador resultó LeBron James con 24 tantos, a los que le agregó 10 asistencias.
Los argentinos aparecieron cuando su equipo más los necesitaba. Entre Ginóbili y Oberto convirtieron 16 de los últimos 17 puntos de los Spurs y fueron claves en el tramo final del partido para cerrar el marcador con apenas un punto de ventaja sobre su rival.
Los Spurs habían conquistado las coronas de 1999, 2003 y 2005, todas bajo las órdenes del técnico Greg Poppovich. Los dos últimos anillos de campeonato contaron con la colaboración de "Manu", que así sumó su tercer título en la NBA, mientras que para Oberto ésta fue su primera consagración.

 

En las finales de este año, el trofeo al Jugador Más Valioso (MVP) cayó en las manos de Parker, todo un baluarte en esta fase final de campeonato.

Fuentes: Télam y AFP

San Antonio barrió a Cleveland y ganó su cuarto título

San Antonio Spurs, con una gran noche de los argentinos Emanuel Ginóbili y Fabricio Oberto, consiguió anoche el cuarto anillo de campeón de la NBA, al vencer otra vez como visitante a Cleveland Cavaliers por 83-82 y adjudicarse la serie final por un contundente 4-0.

El conjunto texano, en el que Ginóbili fue el goleador con 27 puntos, se impuso en el estadio de Cleveland con parciales de 20-19, 34-39, 52-60 y 82-83.

De esta manera, los Spurs accedieron al cuarto título de su historia, pero con la particularidad de que los tres últimos los atraparon desde que "Manu" Ginóbili llegó a la franquicia en la temporada 2002-2003.

El bahiense convirtió sus 27 unidades en 33m.26s. producto de 8-11 en libres, 5-10 en dobles y 3-9 en triples. Además contribuyó con 5 rebotes, 3 asistencias y un robo.

En tanto, Obertó anotó 7 puntos, cinco de ellos en los 2m.30s. finales. Su planilla individual registró 3-5 en dobles, 1-1 en libres, 5 recobres y un robo.

En la visita también lucieron el armador francés Tony Parker con 24 puntos y el alero Tim Duncan con 12 unidades y 15 rebotes.

Por el lado de Cleveland, el mayor escestador resultó LeBron James con 24 tantos, a los que le agregó 10 asistencias.

En los primeros minutos de este cuarto encuentro, que a la postre fue el último de la serie, el local aprovechó la efectividad de Daniel Gibson desde posiciones exteriores y de LeBron James debajo del tablero para establecer diferencias en el marcador y en el juego.

Sin embargo, San Antonio, con la certera conducción de Parker y una buena marcación sobre los pilares de Cleveland, paulatinamente fue achicando la desventaja hasta pasar por primera vez al frente por 17-16 cuando restaban 3m.20s. para finalizar el segmento inicial.

De todos modos, fue Cleveland el que ganó ese parcial por 20-19, favorecido por una ráfaga de 4-0 en los instantes finales, que incluyó una tremenda volcada de LeBron James.

En el segundo cuarto, San Antonio fue superior sobre la base de una destacada actuación de Ginóbili, quien convirtió siete puntos en este parcial.

El bahiense anotó un triple a los 5m.30s. con el que su equipo se adelantó 30-25, para luego estirar esa ventaja a 8 puntos (39-31).

Recién a los 4m.30s. de este parcial, el alero visitante Tim Duncan convirtió a través de un lanzamiento libre su primer punto en el partido, ya que hasta ese momento se había mostrado errático debajo del cesto advesario como nunca antes en esta serie.

Y si Cleveland terminó perdiendo el primer tiempo apenas por cinco unidades, fue por los aciertos de Snow desde posiciones exteriores.

Los Spurs consolidaron la ventaja en el tercer segmento porque fueron más claros en la ofensiva, de manera especial por la conducción de Parker, quien convirtió cada vez que penetró.

Además, otras de las claves de ese dominio visitante fue la aparición en escena de Duncan y el aporte, aunque con altibajos, de Ginóbili.

Pero más allá de eso, no se puede soslayar la poca puntería que exhibieron los jugadores de Cleveland en este parcial, con excepción del alero Gooden, sin temor a equívocos el mejor de su equipo.

La prueba está en que al final del tercer cuarto el dueño de casa tenía un registro de 19-58 en tiros de campo.

Sin embargo, todo cambió en la primera mitad del último segmento, ya que Cleveland, con una marca más agresiva y un goleo repartido, logró pasar al frente por 61-60, luego de un parcial de 9-0 y de la ineficacia de los Spurs en ese lapso.

Pareció que el partido se inclinaba para el local, pero no fue así, porque a partir de entonces Duncan, Ginóbili y, de manera especial el cordobés Oberto, aparecieron en toda su dimensión y San Antonio festejó el cuarto título de su historia.

Oberto (5) y Ginóbili (8) anotaron 13 de los últimos 14 puntos de su equipo en los dos minutos y medio finales de esta nueva coronación.

- Síntesis -

Cleveland Cavaliers (82): Daniel Gibson 10, Sasha Pavlovic 3, Drew Gooden 11, LeBron James 24 y Zydrunas Ilgauskas 8 (FI); Anderson Varejao 8, Donyell Marshall 5, Damon Jones 9, Eric Snow 4 y Shannon Brown 0. DT: Mike Brown.

San Antonio Spurs (83): Tony Parker 24, Michael Finley 4, Tim Duncan 12, Bruce Bowen 2 y Fabricio Oberto 7 (FI); Emanuel Ginóbili 27, Francisco Elson 4, Robert Horry 1, Jacque Vaughn 2 y Brent Barry 0. DT: Gregg Popovich.

Arbitros: B. Salvatore, J. Forte y E. Rush.

Estadio: Quicken Loans Arena, de Cleveland.

Fuente: Télam

Campeones: histórico sello argentino para otro título de los Spurs

San Antonio venció a Cleveland 83-82, lo barrió 4-0 y se coronó con Manu Ginóbili como goleador (27 puntos); fue el 3er título para el bahiense y el primero para Oberto, que también fue decisivo

Fue un día glorioso para el deporte nacional. Nunca antes un equipo de la NBA se había consagrado con dos extranjeros de un mismo país tan protagonistas, tan determinantes. Y son argentinos. Emanuel Ginóbili, el de siempre, y Fabricio Oberto, el lugarteniente ideal para Manu. San Antonio le ganó a Cleveland por 83-82. El título se consiguió con 14 puntos seguidos en celeste y blanco (9 de Ginóbili y 5 de Oberto) en un cierre difícil, cuando los Cavaliers intentaban la reacción. La barrida se completó: 4-0 y cuarto título para los Spurs en ocho años.

El arranque fue de lo más entretenido de la serie. Con San Antonio enfocado en busca del triunfo, y con Cleveland que, perdido por perdido, cambió su estilo de juego, fundamentalmente en la ofensiva. Trató de definir mucho antes de los 15 segundos de posesión, se mostró más decidido y resulto. E intentó lanzar antes de que los Spurs pudieran establecer su defensa. Lo consiguió por momentos, pero falló muchos tiros, por lo que no pudo volcar el juego en su favor.

Con un par de triples de Daniel Gibson y LeBron James, más la superioridad de Ilgauskas en los tableros, estuvo al frente en los primeros minutos. La ofensiva de San Antonio tuvo, como siempre, a Tony Parker, penetrando y anotando cerca del aro (10 tantos en un cuarto). Faltó Tim Duncan, que falló sus primeros cuatro tiros, pero lo sustituyó Manu Ginóbili en la anotación. El bahiense, jugó muy concentrado, como si intentara saldar la deuda por su flojo tercer juego (0/7 de cancha). Esta vez empezó bien la noche, convirtió su primer doble y atacó con más determinación para meter 9 puntos en los primeros 24 minutos.

Oberto anotó sus primeros tantos cuando San Antonio pasó al frente por 17-16 en el primer cuarto. Y aunque Cleveland terminó ganando 20-19 el primer parcial, a los seis minutos del segundo cuarto se terminó su efectividad. Y la experiencia del conjunto texano comenzó a imponerse.

Pese a los cambios mecionados, cuando los equipos se fueron a descansar, quedó la impresión de que el argumento San Antonio estaba haciendo lo suyo. Paciencia y un esquema de juego que se construyó desde una defensa intimidante. Entre la intensidad de los Spurs y la falta de puntería de LeBron James, la estrella de los Cavaliers apenas notó 4 de sus 13 lanzamientos (9 tantos en ese período).

Aunque estuvo flojo en los tiros libres (7/13), San Antonio llegó a sacar ocho puntos de diferencia (39-31), para cerrar el período al frente por 39-34.

Pese a que Cleveland llegó al partido de anoche 0-3 abajo, su gente vivió el día con mucho fervor. En las calles, se obsequiaron pósters del equipo y toallas con el logo de los Cavaliers. El fanatismo se repitió en las plateas, pero de a ratos el griterío se aplacaba cuando la maquinaria del rival hacía ver muy difícil la recuperación.

La tendencia del tercer cuarto no cambió. Cuando Cleveland intentó acercarse, del otro lado llegó la respuesta: un triple de Ginóbili, otro de Parker y la diferencia que se estiró a once puntos (56-45). La desesperación atrapó a Cleveland (tiró 6/22 de cancha en esta etapa) y facilitó el trabajo de un rival que no tuvo más que apelar a su defensa y convicción para imponerse.

En el último período fue todo descontrol. Los visitantes estuvieron 5m30s sin anotar y Cleveland pasó al frente con un parcial de 14-0 (63-60). La gente jugó su carta a puro fervor. Pero aparecieron los argentinos para cerrar el juego. Manu, tricampeón, fue el goleador del partido con 27 tantos.; Oberto aportó 7 y 5 rebotes.

San Antonio se convirtió en el cuarto equipo más ganador de la NBA, con cuatro conquistas, detrás de Boston (16), los Lakers (14) y Chicago (6). Robert Horry ganó su séptimo título en tres equipos (Houston, Lakers y San Antonio); así, superó a su ídolo, Michael Jordan, ganador de seis anillos. Michael Finley, una estrella muchas veces frustrada, consiguió su primer título a los 34 años. Pero lo más importante es que este título de la NBA llegó con sangre argentina. Para la historia.

LeBron tuvo una alegría, pero se quedó con sueño
LeBron James no durmió bien la noche previa al cuarto partido: en la madrugada de ayer nació Bryce Maximus James, el segundo hijo de la estrella de Cleveland. "Fue una larga noche. Pero es un tipo joven, está bien", comentó antes del encuentro Mike Brown, entrenador de los Cavaliers. LeBron y su novia, Savannah, tienen otro hijo, Junior, de dos años y medio.

La tradición del Riverwalk

Cada campeón organiza el festejo en su ciudad cuando consigue el título de la NBA. Los Spurs siempre hacen un desfile de embarcaciones que transporta a sus jugadores por el tradicional paseo del Riverwalk. Como la serie se definió fuera de casa, la celebración se hará pasado mañana.

Oberto sale, Manu no

La diferencia no hace falta aclararla. Manu no tuvo ganas de salir en esta ciudad y Oberto dijo que no tenía problemas y que su idea era ir a visitar el Hall of Fame del rock and roll. "No creo que vendan allí guitarras míticas, si no ya estaría comprando alguna de un famoso", contó el cordobés. Ginóbili, en cambio, señaló: "Hay muchos hinchas de Cleveland dando vueltas, es mejor no ponerme en situaciones de riesgo. Tampoco quiero desconcentrarme y ponerme a firmar autógrafos. En Detroit, en 2005, salí a comer afuera, pero fue porque estábamos en un barrio alejado y tranquilo".

Stern esconde datos

El comisionado de la NBA dejó abierta la puerta para que algún equipo de la NBA juegue pronto en la Argentina y señaló que la falta de un gran estadio es una limitación. Algo que repite todos los años y que ya había señalado en 1997, en París, en el McDonald s Championships que jugó Atenas, de Córdoba. No dijo, por diplomacia, que el principal problema es la seguridad; la NBA es exigente en ese aspecto.

Un festejo tradicional

El holandés Francisco Elson, que jugó cuatro años en la Liga ACB y habla muy bien el español, volvió a sorprender a los periodistas argentinos, cuando les preguntó por temas futbolísticos antes del partido de anoche. "¿Qué pasó con Riquelme que se volvió a Boca? Yo soy hincha de Barcelona y lo veía jugar", y completó: "¿Vieron el gol de Messi con la mano? Es un jugador extraordinario".

Elogios para Duncan

"Es de los pivotes más difíciles que me tocó defender, tiene experiencia y una gran variedad de movimientos. Otros complicados de marcar son Rasheed Wallace (Detroit), y Shaquille O´Neal (Miami)", afirmó el brasileño Anderson Varejao, de Cleveland.

Fuente : Miguel Romano - Diario La Nacion

 
 

Buscador y directorio Grippo  

 

Inicio - Quilmes - Peñarol - NBA - Liga Nacional - Entrevistas - Galeria de Fotos - Mundial Sub21 2005 - Contacto

Copyright 1998-2005© - Juan Vitaloni - Todos los derechos reservados   -   Diseño y Mantenimiento (BlackamDesign)
Staff permanente: Juan Vitaloni  -  Gabriela Vitaloni - Eduardo Fossa - Mariano Teper
Colaboran: Gustavo Bonecco - Hamadeos Gegena - Diego Picardo - GB - Mercedes y Luna - DRAE